LA FISIOTERAPIA ES UNA DE LAS PROFESIONES CON MAYOR SOLICITUD DE MOVILIDAD

Alberto Rivas Fresneda

Fisioterapeuta por la Universitat de les Illes Balears y con Máster en dirección y gestión sanitaria, tiene experiencia laboral en centros de atención primaria del IB-Salut y ha ejercido como docente en la UIB.

¿Cuál es su experiencia como fisioterapeuta en el extranjero?

Mientras cursaba el Máster en dirección y gestión sanitaria, recibí una beca Erasmus + que me dio la oportunidad de trabajar en el Reino Unido. También he hecho prácticas en una clínica de Bélgica y he recibido formación de postgrado en Francia y en Inglaterra.

¿Qué hay que hacer para adquirir experiencia como fisioterapeuta fuera de España?

En primer lugar es recomendable tener unos objetivos claros de por qué se quiere ir fuera, ya sea durante la carrera universitaria o al acabarla. Y tanto si se quiere desarrollar un tipo de formación determinada como proyectar la carrera profesional o cualquier otro propósito, es necesario saber que el país de destino nos puede exigir diferentes requisitos, como un nivel mínimo de idioma o exigencias de equivalencia de grado. Instituciones como el Col·legi Oficial de Fisioterapeutes de les Illes Balears pueden facilitar estos requisitos.

¿Existen ayudas para que un fisioterapeuta proyecte su carrera hacia el exterior?

Efectivamente. Una de ellas es la comentada beca Erasmus +, un programa de la Unión Europea que ofrece oportunidades a personas y organizaciones para desarrollar sus estudios y adquirir experiencia laboral. La beca aporta una prestación económica y también sirve de apoyo para encontrar un lugar que acoja al fisioterapeuta en su estancia, sea laboral o educativa. Pero también hay otras organizaciones, como universidades que ofrecen ayudas para recibir estudiantes que se forman o que han finalizado sus estudios de fisioterapia. Por otra parte, hay entidades, como empresas de movilidad internacional, ONGs o plataformas de fisioterapeutas en el extranjero, que pueden ser de gran utilidad a la hora de encontrar un puesto que se ajuste a nuestras necesidades.

¿Hay mucho interés entre los fisioterapeutas por la proyección exterior?

Las estadi?ticas generales muestran que la fisioterapia en Espan?a es la cuarta profesión con mayor solicitud de movilidad, despue? de los profesores de secundaria, los enfermeros y los médicos.

¿Qué diferencias tiene la fisioterapia de aquí con la de otros países?

En primer lugar no se llama siempre fisioterapia: kinesiología, kinesiterapia o, en el mundo anglosajón, terapia física son otras de las denominaciones más comunes. Además, la fisioterapia es de las profesiones que más varían de un país a otro, tanto a nivel de temario como de duración de la formación. Por ejemplo, la enseñanza es en la mayoría de países una formación universitaria dura entre 3 y 5 años. Sin embargo, en países como Alemania la titulación se conseguía, hasta hace pocos años, mediante un nivel similar a la formación profesional de aquí. Otra gran diferencia es el porcentaje de mujeres. Son habitualmente mayoría por doquier, como en España, que son el 68%, o en República Checa, donde llegan al 94%. En cambio, en otros países como Japón o Bélgica el porcentaje se acerca más al 50%.

¿También existen variaciones en el número de fisioterapeutas por habitantes?

Así es, la variabilidad es alta. La OMS recomienda una ratio de un fisioterapeuta cada 1.000 habitantes, y se pueden observar diferencias de ratio en poblaciones como uno cada 354 personas en Finlandia, uno cada 1.344 en Reino Unido o uno cada 530.375 en Malawi. La sanidad pública española presenta actualmente una ratio de 0,1 fisioterapeutas por 1.000 habitantes y 0,9 en la práctica clínica.

¿Cuáles son las similitudes de la fisioterapia alrededor del mundo?

Es habitual encontrar la fisioterapia como uno de los empleos con un grado de satisfacción más alto entre los profesionales y la demanda de la profesión es cada vez más elevada. IBISWorld, una empresa líder de investigación de mercados, estima un crecimiento global anual de un 2,5%. Los motivos del aumento van desde el incremento de reconocimiento de la profesión, al envejecimiento de la población gracias a la prolongación de la esperanza de vida, pasando por la creciente necesidad de mejorar la calidad de vida de los pacientes mediante fisioterapia. Además, en cualquier parte del mundo, el fisioterapeuta es el profesional adecuado para mejorar la calidad de vida de los pacientes por medio del ejercicio terapéutico y de agentes físicos. 

4 de Mayo de 2019