LA FISIOTERAPIA EN EL PROGRAMA DE REHABILITACIÓN CARDIACA. PERDER EL MIEDO A VIVIR TRAS UN INFARTO

En marzo del 2014 se inauguró en el Hospital Son Llàtzer la primera unidad pública de rehabilitación cardiaca de las Islas Baleares. Desde ese día atienden a pacientes coronarios de todas las edades y sexo de Mallorca.

¿Por qué rehabilitación cardiaca? ¿Cómo surgió vuestro interés en la fisioterapia cardiaca?

Cuando el Dr. Joan Torres de la unidad de cardiología y la Dra. Mª Angels Farreny, jefa del servicio de Rehabilitación e impulsores de la unidad de rehabilitación cardiaca nos enseñaron el proyecto, nos pareció muy interesante y decidimos formar parte de este equipo multidisciplinar, formado por: cardiólogos, médicos rehabilitadores, enfermeros y fisioterapeutas con el apoyo de psicología y endocrinología. Sabíamos poco de la fisioterapia en cardiología y por eso fuimos a ver como trabajaban nuestros compañeros de Madrid, concretamente a la unidad de rehabilitación cardiaca del Hospital de Cantoblanco que pertenece al Hospital La Paz y otra unidad que pertenece al Hosp. Gregorio Marañón.

Allí nos enseñaron todo lo que hacían y lo hemos puesto en práctica, creemos que  con éxito, viendo los resultados y la aceptación por parte de los pacientes tras las encuestas de calidad y satisfacción que el hospital les ha ido realizando.

¿En qué consiste la rehabilitación cardiaca?

Los programas de Rehabilitación Cardiaca son intervenciones multifactoriales y multidisciplinares en los que el fisioterapeuta, como profesional responsable del diseño y aplicación del entrenamiento terapéutico, va a tener un papel destacado.

En cada una de las fases del proceso, el fisioterapeuta, coordinado con el resto de miembros del equipo, buscará adaptar el entrenamiento en sus distintos parámetros (duración, frecuencia, intensidad, modalidad y progresión) al estado clínico y las características personales del paciente, para conseguir el máximo beneficio en cuanto a pronóstico, supervivencia y, sobre todo, mejora de la calidad de vida del individuo.

Esto es un gran ahorro para la sanidad porque se reduce el número de intervenciones e ingresos para este tipo de pacientes.

¿A qué tipo de pacientes va dirigido?

A cualquier tipo de patología coronaria; nosotros tratamos mayormente pacientes tras un evento coronario agudo (IAM), pero se ha visto tras estudios fiables que en pacientes con insuficiencia cardiaca también mejoran mucho su calidad de vida y disminuyen los ingresos posteriores.

¿Qué hacéis como fisioterapeutas en la unidad?

 Nosotras intervenimos en la fase 2, que es la fase ambulatoria, con el entrenamiento físico supervisado, que el paciente realiza durante dos meses, en un entrenamiento de tres o dos días a la semana y que están monitorizados en todo momento.

A parte del control de la realización adecuada del entrenamiento físico, observamos la aparición de posibles signos o síntomas adversos durante el entrenamiento y supervisamos las pautas de entrenamiento que damos para que hagan cuando no asisten al hospital.

En esta fase el paciente también recibe mensualmente sesiones  de educación en hábitos de vida saludables. Nosotras realizamos la charla sobre Ejercicio físico tras un evento coronario, para que sepan por qué deben realizar ejercicio físico y cómo hacerlo de manera saludable y eficaz.

¿Cómo pueden acceder este tipo de  pacientes a vuestra unidad?

La vía normal es a través del cardiólogo especialista, tanto de nuestro centro, como de otros hospitales de Mallorca, especialmente de Son Espases. 

Vuestra valoración personal es

Nuestro nivel de satisfacción después de 4 años de funcionamiento de la unidad es máximo, vemos que el paciente cuando llega tras su infarto, tiene muchas preguntas, está asustado, nervioso, enfadado… y aquí el equipo multidisciplinar  le da respuestas a todas sus preguntas, de tabaquismo, alimentación, apoyo psicológico…

Nosotras  les enseñamos a hacer ejercicio de manera segura y efectiva. Tras las primeras semanas ya observamos que los pacientes mejoran su humor, disfrutan del tratamiento  y al acabar el segundo mes están tan bien que no se quieren ir de alta.

Lo recomendamos a toda la población tras un evento coronario por el gran beneficio que obtendrán con este programa.

4 de Agosto de 2018